El conjunto grancanario suma su tercera victoria consecutiva en su visita al Sardinero (1-2), lo que afianza al equipo dirigido por David Quintana y Luis Colorado en las plazas de Top 4 en la Liga Iberdrola

Partido clave el que enfrentaba a cántabras y grancanarias en este día de la Hispanidad sobre el verde de La Albericia, con dos equipos deseosos de mirar hacia arriba en la clasificación y que llegaban a la cita de este martes con sensaciones contrapuestas tras caer en casa el Sardinero en la visita del Club de Campo (1-5) y lograr un trabajado triunfo el Tabu en la visita del Club Egara (2-1), que servía a las pupilas de David Quintana para colocarse en posiciones de playoff al término de la cuarta jornada.

Primer asalto infructuoso ante la falta de oportunidades de ambos equipos

El Sardinero apostaba de inicio por una presión alta para asfixiar la salida de bola de un Taburiente que buscaba con paciencia su momento, siendo Sofía Rogoski con un envenenado remate dentro del área quien disponía de la primera oportunidad del partido, pero la bola se perdía por encima de la portería cántabra.

El Tabu iba haciéndose con la posesión de la bola con el transcurso de los minutos ante un Sardinero que no dejaba de presionar para intentar robar la posesión para sorprender con alguna contra al conjunto grancanario, que cerraba todas las puertas en defensa para evitar cualquier remate con peligro de su rival.

La falta de un dominador claro del partido en su primer asalto y la falta de oportunidades claras de gol por parte de ambos equipos derivaba en un 0-0 al final del mismo y que hacía justicia a lo visto hasta el momento sobre el césped.

Omara Fabelo pone en ventaja al Tabu

Un robo en el flanco izquierdo del Sardinero de la capitana del Tabu habilitaba a Sofía Rogoski en el arranque del segundo acto, que con su centro dejaba vendida a la guardameta local, rematando a placer Omara Fabelo en boca de gol para dar la primera ventaja al Taburiente en el partido (0-1).

El gol daba tranquilidad al equipo de David Quintana, que seguía moviendo con paciencia la bola, abriendo el campo en busca de resquicios en la defensa cántabra, encontrando en la movilidad de Paula Mesones, Yi Juárez, Omara Fabelo y Sofía Rogoski, argumentos necesarios para inquietar a la parroquia local.

Gorzelany impartía una nueva cátedra en la retaguardia ante un Sardinero que se estiraba en busca de oportunidades para restablecer la igualada, pero el Tabu era quien marcaba el tempo del partido superado el ecuador del segundo cuarto.

Moroni intentaba desbordar por el flanco izquierdo del ataque grancanario, pero el Sardinero reaccionaba solidariamente en defensa para impedir la progresión de la atacante de una UD Taburiente que a pesar de controlar la posesión le costaba llegar con claridad a las inmediaciones de la portería local.

Una acción en el área rival de Rogoski servía al Tabu para provocar su primer penalti córner a favor, sin embargo las insulares no lograban aprovechar la ocasión, llegándose al descanso con el consabido 0-1 en el electrónico.

El Taburiente duplica su ventaja

El Taburiente saltaba al césped manteniendo el control de la bola ante un Sardinero agresivo en la presión, pero al que le costaba recuperarla ante la rapidez en la circulación de las insulares que buscaban aumentar la renta a su favor en un tercer asalto que parecía moverse por los mismos derroteros que los dos anteriores, con pocas concesiones en ambas áreas.

Un error al ir a poner en movimiento la bola era aprovechado por el Sardinero para provocar su primer penalti córner a favor a los 7 minutos de la reanudación, pero la buena defensa de las insulares desbarataba la acción de ataque de las cántabras que veían como en un abrir y cerrar de ojos era el Tabu quien armaba una contra que acababa en una doble ocasión de penalti-córner en contra que Gorzelany estaba a punto de transformar en el 0-2.

La presión del Taburiente metía en su área al Sardinero que volvía a ceder otro penalti córner a 4 minutos para el final del asalto y en el que Paula Mesones asistía a Gorzelany para que tuviese el honor de convertir el 0-2 para las grancanarias con un remate inapelable.

La necesidad desordenaba el juego del Sardinero que sufría ante los arranques de un Taburiente que jugaba con la tranquilidad del marcador pero sin conformarse con el resultado obtenido hasta el momento al final de la tercera manga (0-2)

Tercera victoria consecutiva de las grancanarias

Sin nada que perder saltaba al campo el Sardinero en el último cuarto, con el equipo volcado en ataque, pero topándose con un Tabu muy disciplinado sobre el verde, que no perdía con facilidad la bola y que no renunciaba a la portería rival a pesar de las embestidas del conjunto cántabro necesitado de un gol que les metiese en el partido.

El Sardinero no renunciaba al encuentro pero la buena defensa del Taburiente secaba toda opción de remate, al tiempo que las insulares aprovechaban la más mínima oportunidad para acercarse a la portería rival, aunque sin generar ocasiones claras para aumentar su renta a favor.

Una contra tras un robo junto al área del Sardinero servía a las locales para recortar diferencias al quedarse Rocío Ybarra en un mano a mano con la portera visitante, que no podía evitar que el 1-2 subiese al marcador, dando algo de emoción al final del partido, pero sin que se moviese ya el marcador final, que daba a las grancanarias su tercera victoria consecutiva que las reafirma en la cuarta plaza de la tabla, pero con el coste de la roja mostrada a Agustina Gorzelany en los últimos segundos de partido.

Acta del partido