El conjunto grancanario suma su tercer empate consecutivo como visitante en lo que va de temporada tras lograr esta mañana un nuevo punto en su visita al filial del Club Egara (1-1)

Los pupilos de Suso Martín permanecen invictos en este arranque de temporada en el que han tenido que afrontar tres salidas en sus cuatro encuentros disputados hasta la fecha en la División de Honor B Masculina, terminando la jornada como séptimos clasificados con un balance de 1 victoria y 3 empates.

Una primera parte de tanteo y sin llegadas al área rival

Como era de esperar el Egara saltaba al verde con la intención de presionar la salida de bola del Tabu en toda la pista, dificultando el juego de los grancanarios, que se mantenían firmes en su idea original de partido, moviendo con criterio la bola en busca de resquicios en la sólida defensa de los catalanes.

El juego se desarrollaba en la medular del campo, sin llegadas prácticamente al área rival por parte de ambos contendientes, más allá de una ocasión de penalti córner desperdiciada en el primer cuarto por los locales, en una primera mitad de tanteo, en el que el desorden dominaba el juego y ninguno de los dos equipos lograba imponer su ritmo de partido, llegándose al ecuador del choque con un 0-0 que reflejaba fielmente lo visto hasta el momento sobre el terreno de juego.

El Tabu domina y se adelanta en el marcador

El paso por vestuarios parecía sentarle a las mil maravillas a los grancanarios que conseguían hacerse con el control del juego, lo que desembocó en varias llegadas al área rival, logrando Marc Ganly provocar un penalti stroke al ser derribado en una salida del portero local, que se encargaría a los 40 minutos de partido, Gastón Sambuco, en convertirlo en el 0-1.

El juego del Tabu derivó en alguna que otra ocasión más en forma de penalti córner, pero la falta de efectividad en la ejecución y la buena defensa del Egara, derivó en el 0-1 final con el que se llegaba al final del tercer acto.

El Egara 1935 arriesga para rescatar un punto

El Egara 1935 decidía arriesgar desde el arranque del último asalto, renunciando al portero para tener superioridad de efectivos en el campo, recuperando el control de la bola, logrando encerrar en su campo al Tabu que volvía a sufrir, teniendo que defender un total de cinco penaltis córner en contra, a pesar de los cuales los canarios mantenían a duras penas su ventaja en el electrónico, desperdiciando además una clara oportunidad a puerta vacía para haber sentenciado el partido

Una desgraciada pérdida de bola a falta de poco más de 2 minutos para el final de partido, le daba la recompensa buscada al Egara que lograba el gol del empate en un desvío provocado por Conrad Puig, que suponía el 1-1 final con el que se llegaba al final del encuentro.

Valoración de Suso Martín

«Sabíamos que era un partido difícil. Hemos tenido la victoria a poco menos de dos minutos para terminar el partido y no la hemos sabido controlar».

«Viendo el punto conseguido no es malo, aunque también es cierto que no veníamos hoy a conseguir un solo punto, pero según se dio el partido tuvimos muy cerca la victoria».

«Tenemos que seguir trabajando e intentar la próxima semana lograr los 3 puntos en casa ante el Catalonia».