El nuevo entrenador jefe del equipo de División de Honor Femenina del Taburiente asume su nuevo rol con la ilusión y la energía necesarias para mantener la progresión ascendente de las grancanarias en la máxima categoría

Nadie mejor que David Quintana para tomar el relevo de manos de Eugenio Paulón del primer equipo femenino al que conoce a la perfección tras ser durante los últimos años el segundo de abordo del hasta ahora técnico del primer equipo, lo que asegura la continuidad de un proyecto consolidado y en progresión, además de la aportación propia del nuevo entrenador y de su asistente, Luis Colorado.

Una gran oportunidad

«Afronto la temporada con muchas ganas y con la intención de hacer bien el trabajo para devolver la confianza que el club y Eugenio han depositado sobre el nuevo staff técnico que formaré junto a Luis».

«He estado trabajando durante los últimos cuatro años con Eugenio, que tras conversar con el presidente y con el propio Luis, han decidido confiar en nosotros y darnos toda la ayuda necesaria para llevar a buen puerto este proyecto».

La nueva plantilla

«Durante los cuatro años que he trabajado con Eugenio siempre hemos coincidido en los puntos a reforzar en el equipo y que en las últimas temporadas esa posición se encontraba en la defensa, ya que necesitábamos a una jugadora capaz de sacar la pelota con claridad y un arma potente para los penalti-córner que tengamos a favor».

«Durante este tiempo dicha carencia la hemos podido subsanar en cierto modo con Atteneri Ortiz o con Sofi, pero ahora se incorpora una jugadora que nos va a dar ese plus en el penalti y esa claridad a la hora de sacar la pelota desde la defensa».

«Repiten esta temporada con nosotros jugadoras importantes como son Yi Juárez y Mechi Díaz, nuestra guardameta, si bien en ciertas posiciones hemos cambiado a unas jugadoras por otras manteniendo el equilibrio en el equipo, además de tener un fondo de armario más grande a la hora de poder contar con recambios, que en el caso de las jugadoras formadas en el club ya no son juveniles y ya ostentan una experiencia y responsabilidad que va a ser fundamental esta temporada».

Una pretemporada marcada por la incorporación paulatina de efectivos

«No hemos hablado de momento con las chicas de objetivos claros, si bien desde el staff técnico consideramos que es clave formar un equipo con identidad propia y generar un ámbito de trabajo que nos haga sentir que somos una familia. Es algo fundamental para ayudarnos en los malos momentos a sacar los partidos adelante».

«Es importante ser capaces de integrar en esta burbuja lo antes posible a las jugadoras que se incorporan al equipo de fuera, para fomentar este sentimiento de familia».

«Como cada año debemos de adaptarnos al problema de la falta de competencia en la isla a la hora de poder jugar partidos de preparación y es algo que solemos pagar en los inicios de temporada y de la segunda vuelta, porque generalmente comenzamos a alcanzar nuestro mejor nivel a partir de la tercera jornada, no vamos a tener margen de error además en una temporada tan corta como la que se nos presenta y por esa razón necesitamos estar lo más centradas posible para que esta circunstancia no nos pase factura».

El sistema de juego

«En principio incorporaremos tanto Luis como yo algunos pequeños cambios en el sistema de juego, tanto con como sin bola, aunque en líneas generales seguiremos con una línea continuista ya que la experiencia de las temporadas anteriores nos demuestra que ha dado resultado».

«Si algo funciona, tampoco debemos cambiarlo».

Llamamiento a la afición

«Hemos pasado momentos difíciles durante las dos últimas temporadas. Nos hemos sentido solos en muchos momentos, porque por las circunstancias no han podido venir a animarnos y queremos animarles a que si las circunstancias lo permitan que vengan a vernos porque son una parte fundamental para que el equipo pueda alcanzar sus objetivos».