Los hombres de Suso Martín logran una victoria trabajada en su visita a la Real Sociedad 1927 (2-3) en el Club de Campo, que les permite mantenerse a un punto de la segunda plaza, tras la derrota del Sardinero en su visita al Egara 1935

Los grancanarios recuperan la senda perdida de la victoria ante una Real Sociedad 1927 que lograba reducir el 0-3 inicial de los canarios para colocar el 2-3 final que supone su séptima victoria en lo que va de temporada.

Tanteo inicial sin consecuencias

Mucho en juego sobre el verde del Club de Campo ante una Real Sociedad 1927 que se jugaba la permanencia en la categoría, por parte de un Tabu que necesitaba los 3 puntos en juego para depender de sí mismos en la carrera por el ascenso a la División de Honor A.

Ambos equipos afrontaban los primeros minutos más preocupados de no encajar que de buscar la portería contraria, sabedores de la dificultad extra de tener que remar contracorriente en caso de encajar un tanto en contra.

El Tabu acusaba durante los cinco primeros minutos de partido algo de desorganización, a partir de los cuales comenzó poco a poco a tener algo más de control del juego; si bien las defensas se imponían a los ataques, llegándose al final del primer acto con el 0-0 inicial en el marcador, tras desaprovechar los grancanarios alguna internada en el área rival.

Euan Gilmore encuentra el camino del gol

La segunda manga no podía empezar de mejor manera para el Taburiente, que encontraba en el reinicio del juego a los 19 minutos de partido, la inspiración de Alan Andino, que habilitaba a Euan Gilmore para que éste batiese a Luis Molins y poner a los grancanarios por delante en el luminoso (0-1).

El gol daba la tranquilidad que necesitaba el equipo para hacerse con el control del encuentro, logrando crear peligro en la portería rival con varias acciones a la contra, además de defender bien algunos penaltis concedidos a los madrileños, que no pudieron evitar llegar al ecuador del encuentro por detrás en el marcador.

El Tabu mete la directa para escaparse en el marcador

La segunda parte arrancaba de la mejor manera para el cuadro de Suso Martín, que lograba duplicar su renta a los 39 minutos en una jugada al borde del área en la que Josito Figueroa lograba penetrar en el área sin encontrar adversarios en su camino, salvando la salida desesperada del portero con una vaselina espectacular que se convertía en el 0-2 para los canarios.

El Tabu marcaba el ritmo del partido ante una Real Sociedad que se veía obligada a asumir más riesgos en ataque, dejando más desguarnecida su retaguardia, aprovechando los canarios para volver a golpear a su rival en una veloz contra que culminaba Euan Gilmore para llegar al último acto con un 0-3 en el electrónico.

La Real aprieta, pero el Tabu amarra la séptima victoria del curso

La necesidad de los madrileños les obligaba a lanzarse a tumba abierta en el último cuarto, apretando con una presión alta que dificultaba la salida de la bola por parte del Tabu y buscando tener superioridad de efectivos en el campo renunciando a su portero.

El juego se endurecía más de la cuenta, con muchas tarjetas que cortaban el ritmo del partido, lo que beneficiaría a la Real Sociedad que aprovechaba el partido de ida y vuelta, sin ningún tipo de orden, marcado por las expulsiones, para reducir las diferencias con dos tantos de Ignacio Deo y Alejandro Álvarez (2-3).

El Tabu apretaba los dientes en un agónico final de partido para amarrar un merecido triunfo que les permite seguir dependiendo de sí mismos en su lucha por el ascenso, logrando la séptima victoria de la temporada.

La valoración de Suso Martín

«Jugamos un partido muy serio hasta el último cuarto en el que perdimos un poco el control por el toma y daca, además de por las expulsiones temporales de varios jugadores un tanto rigurosas, lo que no nos permitió mantener una continuidad».

«A pesar de todo el equipo respondió muy bien, defendiendo todo el equipo por detrás de la pelota, haciendo un esfuerzo increíble y al final se consiguió el premio de los tres puntos».

«No ha sido una victoria fácil, aunque ya sabíamos que iba a ser difícil ganar aquí porque ellos venían en buena racha tras haber ganado incluso a los dos primeros clasificados, pero creo que hicimos un partido muy serio y la victoria final es totalmente merecida».

«Ahora tendremos un pequeño descanso por Semana Santa y trataremos de afrontar los tres últimos partidos que nos quedan como tres finales para lograr el objetivo de ser primeros o como mal menor ser segundos y jugar la promoción de ascenso».

Ir a descargar