El conjunto amarillo deja atrás sus últimas dos derrotas logrando un importante triunfo ante el RC Jolaseta en un choque en el que fueron capaces de acabar con su sequía goleadora (3-0)

Nada es fácil en esta Liga Iberdrola, pero el caer sólo puede implicar levantarse. Y eso es lo que ha hecho la UD Taburiente al adjudicarse tres puntos muy importantes al doblegar al RC Jolaseta. Las grancanarias tuvieron que esperar hasta el segundo periodo para recuperar el olfato de gol, pero una vez vieron puerta ya no hubo marcha atrás. Desde el primer tanto el dominio visitante se hizo notar para recuperar la sonrisa en un fin de semana clave. El primer envite, sacado con nota.

Paciencia para abrir la veda

Olvidar los resultados de las semanas anteriores y corregir ciertos errores era un aspecto vital para afrontar este partido. Por ello, desde el inicio el Tabu se mostró tranquilo, sin acelerarse en demasía y trató de trabajar sus ocasiones con paciencia. Pero eso no significó que no se creara peligro ni  mucho menos, porque hubo mucha insistencia de las amarillas por buscar esa reconciliación con el gol

Aun así, se notó que a las chicas les costó un poco, sobre todo, adaptarse a un campo en el que la bola bota mucho. Con el paso de los minutos, las insulares se fueron asentando en el choque y apareciendo por la meta de un RC Jolaseta que estaba aguantando el buen hacer de su rival. Tuvo que ser Giuliana Ruggeri la que, con una jugada individual, abriese la lata aprovechando la salida de la portera.

A partir de ahí, el Tabu continuó trabajando su partido sabiendo que enfrente tenía un contrario que también tenía sus necesidades y que quería responder.

Dos zarpazos que valen tranquilidad y una victoria

Después del descanso, a pesar del buen tono de la primera mitad, las prisas a la hora de querer definir aparecieron de nuevo en el bando canario. Eso le vino de fábula a un Jolaseta que ahora encontraba espacios por los que atacar y se veía más cómodo. En un duelo de ida y vuelta, el Tabu tenía que volver a reordenar ideas, por lo que un gol de Yi Juárez dio algo la tranquilidad que estaban buscando.

Era momento de administrar la ventaja y saber cómo apretar. Había que controlar el partido, acabar jugadas y tener posesiones largas. De ese modo, ya en el último periodo, un gran disparo de Omara Fabelo finiquitó el encuentro cuando ya faltaba muy poco para acabar, dejando patente que las amarillas ya habían encontrado de nuevo el camino para ver puerta y acabar así con la mala racha que arrastraban.

Con el final del partido se puso también fin a la mala racha y se pone la primera piedra para tratar de tener un fin de semana perfecto. El buen juego y las buenas sensaciones se vieron recompesadas, esta vez sí, con goles que valen mucho.

Eugenio Paulón: «El control del partido fue nuestro»

«El equipo siguió a rajatabla el plan que habíamos ideado para este partido, tuvo esa paciencia para trabajarlo poco a poco con la humildad que les pedimos. Una vez abrimos el partido con el gol supimos, salvo en algún momento del tercer cuarto donde hubo juego de ida y vuelta, reponernos y ya en el último cuarto administramos bien la distancia. La iniciativa del partido fue nuestra, el control del partido fue nuestro y creo que hemos conseguido una victoria merecida».

«Ahora toca descansar muy rápido y ya esta noche preparar el partido contra la Real Sociedad que va a ser durísimo. Tenemos que aprovechar esta inyección anímica para tratar de sumar una victoria ante un rival que llega muy motivado. Será un partido muy duro, pero tenemos equipo para, si lo hacemos bien, lograr un triunfo».

Sin tiempo para pensar porque mañana toca la Real Sociedad

La importancia de este fin de semana toma peso debido a los seis puntos que hay en juego. Tras este triunfo sanador, el Tabu afronta mañana otro duelo ante una Real Sociedad (10:00 Hora Insular Canaria) que viene de haber ganado a Junior y de empatar frente al RC Polo, dos resultados que les ha ayudado a distanciarse del descenso. De esa manera, supondrán otro examen sin tiempo para recuperar para un Taburiente que puede volver a casa mañana con un botín exquisito.

ENLACE AL ACTA DEL PARTIDO