El entrenador de la UD Taburiente analizó la derrota ante Junior FC en el regreso de las amarillas a la competición (2-1). 

«El partido comenzó con las chicas bastante ansiosas. Este campo es bastante nuevo, la bola bota bastante y, a veces, cuando uno entra con un poco de ansiedad comete muchos errores no forzados. Al principio nos costó los primeros seis o siete minutos encontrar posesiones más largas para no sufrir tanto sin bola. El Junior es un equipo que mueve muy bien la bola, tienen mucho ritmo y te hacen el campo muy grande, con jugadores de calidad. Por eso, la idea era tener la bola el mayor tiempo posible y no tener prisas, pero nos jugó una mala pasada lo que nos suele pasar siempre, que es la falta de competición antes de los comienzos al no haber jugado amistosos».

«Evidentemente, sabíamos que enfrente teníamos un rival muy complicado y que jugábamos fuera, aunque con el paso de los minutos nos fuimos acomodando en el campo. En una jugada del primer tiempo perdemos una bola en una zona que sabíamos que nos podía generar problemas y acabó en un penalti-córner que ellas materializan».

«En el descanso hablé con las chicas para bajarles un poco la tensión del partido diciéndoles que primero teníamos que mejorar nuestras recepciones y el siguiente paso sería ver por dónde jugar sin hacer cosas complicadas. El equipo comenzó mejor y el segundo gol fue un castigo desmedido por lo que habíamos hecho tanto ellas como nosotros, pero esto es lo que tiene jugar ante rivales de tanto nivel, que los errores no te los perdonan».

«Animé a las chicas a hacer un tercer cuarto muy concentradas y apretadas defensivamente porque un gol nuestro cambiaba el partido. Y así fue. El gol nos cambia la dinámica, sobre todo con bola. Empezamos a tener ocasiones y a provocar algún penalti. En el último cuarto volvimos a gestionar bien distintas situaciones y tuvimos opciones que no logramos finalizar».

«Si hubiésemos gestionado bien la primera parte podríamos haber puntuado, pero es una cuestión en la que nos pudo pasar factura la falta de amistosos. Esto nos sirve para entrar en ritmo de competición y que esto pasa muy rápido. Tenemos que conectarnos rápido para hacer una buena semana y el próximo partido jugado en casa sumar tres puntos como sea».

Ir a descargar