Los hombres de Suso Martín dominaron el partido de principio a fin, sacando a relucir su pegada ante el SPV Complutense que no pudo evitar sumar otra derrota a su casillero de puntos (1-6). Euan Gilmour con 3 goles fue el máximo goleador del choque

Partido trampa el que afrontaban esta mañana los grancanarios en su visita a la SPV Complutense, un equipo no exento de calidad a pesar de su condición de último clasificado de la tabla y que podía poner en apuros al Taburiente si se presentaba en el partido con un exceso de confianza ante un rival necesitado, que en su casa además tiende a crecerse ante la adversidad.

Euan Gilmour marca la diferencia

El Taburiente saltaba al Campo de Somontes 2 con las ideas claras y la necesidad de sumar un triunfo que les permitiese acercarse a la cabeza de la tabla, ante un rival necesitado que en casa no parecía dispuesto a hacer concesiones a los grancanarios.

Los hombres de Suso Martín no tardaban en adelantarse en el marcador a los 5 minutos, a pesar de no terminar de tener el control del juego ante una Complutense que hacía un buen trabajo en la presión sobre el rival, pero que no podían evitar que en su primera aproximación clara del partido, Euan Gilmour batiera a Alberto González, colocando el 0-1 en el electrónico en los primeros compases del choque.

El tanto daba tranquilidad a los insulares que seguían ejecutando a la perfección el plan de juego previsto por su cuerpo técnico, aunque sin dominar del todo el ritmo del partido algo incontrolado, pero con una gran efectividad en el área rival, lo que permitía a los grancanarios cerrar el primer asalto con un 0-2 a favor tras un nuevo gol de Euan Gilmour a los 13 minutos de partido que hacía mella en la moral de los madrileños, que no habían visto recompensadas sus llegadas al área, con algún penalti-córner a su favor, que había sido bien defendido por los amarillos.

La Complutense perdona y el Taburiente aumenta su renta a favor

El Taburiente espoleado por los dos goles del primer cuarto, arrancaba de la mejor manera posible la segunda manga en una gran acción de Abián Velasco que no fallaba ante la portería local, colocando el 0-3 que dejaba el partido perfectamente encarrilado con casi tres cuartos todavía por jugarse.

A pesar de la sensación de peligro que ofrecía la Complutense en sus aproximaciones al área de Juan Ignacio, era el Taburiente el que dominaba gracias a su efectividad de cara a portería, a pesar de las concesiones en defensa a su rival que seguía perdonando demasiado, lo que les llevaba al ecuador del choque con el consabido 0-3 en el marcador.

El Taburiente aprovecha sus oportunidades para comandar el electrónico

Tras el paso por vestuarios la lectura del partido seguía siendo la misma de los dos anteriores, con un Taburiente que concedía demasiadas ocasiones a su rival, pero la falta de acierto y la buena defensa de los penaltis-córner, les mantenía con su casillero de goles inamovible, encontrándose de bruces con la pegada de los atacantes grancanarios que aprovechaban la falta de puntería de su rival para endosar el 0-4 a los 47 minutos en el reencuentro de Alan Andino con su cita con el gol.

Los locales no daban crédito ante su mala fortuna, pero mostraban el carácter suficiente como para no arrojar la toalla y seguir buscando con ahínco la portería de Juan Ignacio, obteniendo su recompensa al término del asalto en forma de gol del honor que materializaba el juvenil, Jesús Jaén, que cerraba el marcador con un 1-4 para los canarios.

3ª victoria de la temporada para el Tabu

El gol recompensaba el trabajo de los jóvenes integrantes de la Complutense, que pagaban caro el lanzarse a tumba abierta en busca de la remontada, ante un Taburiente que sabía sacar partido de su velocidad a la contra, para terminar de matar a su rival con dos certeros zarpazos de Euan Gilmour, que completaba de esta manera su Hat-trick particular y de Chuky, que colocaban el 1-6 definitivo en el electrónico que les daba su segunda victoria consecutiva y la tercera de la temporada (1-6).

La valoración de Suso Martín

«Meter 6 goles fuera de casa no es muy normal y es un resultado para estar contentos, pero también es cierto que hay otras facetas del juego que es necesario mejorar, porque no hemos defendido con el rigor que se requiere y cedimos demasiadas ocasiones claras al rival como para que nos pudieran hacer gol».

«Estamos en la línea correcta en cuanto a resultados y más en un campo en el que habían venido otros equipos que han podido ganar aunque solo por un gol de diferencia y en ese sentido, nosotros hemos sido capaces de conseguir un resultado abultado gracias a nuestra gran pegada».

«Debemos mejorar la faceta defensiva para afrontar el próximo partido ante el Sardinero, ya que son un rival directo y es fundamental para nosotros para que no aumenten la diferencia que actualmente tienen a su favor. Es clave intentar recortarles 3 puntos haciéndonos fuertes en casa, para acabar la primera vuelta con opciones de llegar al último partido con el Atlético San Sebastián y poder hacer un buen resultado en su cancha».