El entrenador de la UD Taburiente analizó las claves para lograr la victoria este sábado ante la Real Sociedad 1927, en un partido en el que podrán sentir el aliento de los aficionados en las gradas de la Ciudad Deportiva de Siete Palmas

Los efectos del parón

«Estamos bien, aunque es cierto que en estos días hemos podido recuperar a gente, seguimos teniendo jugadores que no van a llegar a tiempo para el partido».

Cambio de horario con respecto al habitual

«El jugar en sábado en vez de hacerlo en domingo no nos ha generado demasiadas complicaciones a la hora de la preparación, porque al venir de no jugar el fin de semana anterior, hemos podido adecuar todos los entrenamientos para poder llegar a punto al partido».

Analizando a la Real Sociedad 1927

«Es un equipo joven, filial del Club de Campo, con un juego bastante alegre y moderno. Tienen un gran entrenador y los chavales tratan de jugar de tú a tú ante cualquier rival, por lo que a priori esperamos que no sea un equipo que se vaya a encerrar atrás, sino que van a tratar de jugar al hockey y debemos de intentar aprovechar esos espacios que puedan dejar con la velocidad de algunos de nuestros delanteros».

En busca de la mejoría en defensa

«Trataremos de que la puerta la mantengamos a cero o con un gol como máximo, porque es cierto que es algo que hemos logrado en muy pocas ocasiones y sabemos que somos un equipo con mucho gol, de modo que trataremos de aprovechar las ocasiones que tengamos para ponernos por delante y evitar tener el estrés de tener que ir por detrás en el marcador».

El regreso de la afición

«Poder contar con público en las gradas para nosotros es un gran apoyo. Todos los deportes al final son un gran espectáculo y sin la presencia de público lógicamente ese espectáculo se ve mermado».

«Nuestra afición siempre nos ayuda en los momentos malos, de modo que jugar en casa será un punto más a nuestro favor, teniendo en cuenta que en gran parte de nuestro país no se puede jugar por los efectos de la COVID-19, lo que también viene a demostrar que las cosas se están haciendo bien en Canarias».