Nuestro capitán considera que ha llegado la hora de colgar el palo, una decisión complicada que nos deja huérfanos de uno de nuestros referentes en el campo y en nuestro día a día. Después de darle muchas vueltas a la cabeza, creemos que él y nadie mejor que él, para contar en primera persona los motivos que le han llevado a retirarse y no formar parte del equipo para esta temporada 2020 – 2021

El club le desea toda la fortuna en sus futuros proyectos personales y profesionales, agradeciéndole su dedicación, compromiso y trabajo durante todos estos años en los que se ha convertido en un jugador inolvidable y parte de la historia de nuestra UD Taburiente.

¿Por qué ha llegado la hora de decir adiós?

«Siempre es complicado saber cuando ha llegado la hora en la que debes de irte o dar un paso a un lado, en mi caso era algo que llevaba ya meditándolo varios años, porque cada temporada que pasaba se me hacía más complicado poder compaginar la vida laboral, familiar y deportiva».

«Cada vez me costaba más recuperarme física y mentalmente, por lo que ha sido una decisión que tenía que tomar más pronto o más temprano y considero que es mejor hacerla cuando todavía se me pueda echar un poco de menos».

«La situación actual por todo el tema de la pandemia me hizo quizás más complicada mi decisión, ya que no tuve la oportunidad de terminar la temporada pasada, pero realmente es una decisión muy meditada y en estos momentos no me veo con la capacidad de comprometerme al 100% durante 10 meses con el compromiso que requiere el deporte de competición».

«Dejo paso a los jóvenes que vienen fuerte abriéndose camino y aquí estoy para apoyarles en todo lo que necesiten, ayudándoles de otra manera».

«Estoy seguro además que el equipo obtendrá grandes resultados esta temporada».

¿Qué significa el hockey en tu vida?

«El hockey ha ocupado prácticamente toda mi vida, desde los 10 años con los que empecé hasta ahora. Considero que mi vida seguirá girando en torno al hockey aunque lo hará de una manera diferente».

«Mi vida no tendría sentido sin el hockey, aunque ahora tocará hacer otras cosas y llenar este vacío de otra manera».

¿Es un adiós definitivo, o la puerta está entornada para un futuro regreso?

«En el deporte de alta competición es complicado volver una vez que te has retirado, aunque obviamente al hockey pienso seguir ligado de una manera u otra, bien como aficionado desde la grada animando en cada partido o ayudando en todo aquello que el club pueda necesitarme».

¿No te llama la posibilidad de ser entrenador a medio o largo plazo?

«Lo he sido en categorías inferiores y la verdad es que me gustó el poder transmitir mis experiencias a los jóvenes. Es gratificante verles crecer y sentirte partícipe de ese crecimiento».

«Puede que se de en un futuro esa posibilidad, aunque es necesario ver como se desarrolla mi vida durante los próximos años, pero no es algo que descarte en absoluto».

¿Qué es lo que más vas a echar de menos?

«La adrenalina de la competición. Es algo que nunca más lo voy a tener en mi vida, porque es algo que solo te lo da el deporte. Es una sensación indescriptible y solo quien ha participado realmente en la alta competición sabe a lo que me refiero».

¿Cuál es tu mejor recuerdo y el peor en tu paso por el Tabu?

«Recuerdos buenos tengo muchísimos. Los ascensos, desde los primeros que viví como aficionado, los primeros que viví como jugador, el poder compartir vestuario con mis ídolos; las permanencias, que son mucho más sufridas y que casi se celebran más que los propios ascensos por el significado que tienen».

«El quedar subcampeón de España de hockey sala o distintos éxitos que he tenido a lo largo de mi carrera como jugador son muy importantes, pero la satisfacción de una permanencia o de un ascenso, eso es muy grande».

«El peor momento sin duda fue el del no ascenso contra el Jolaseta, fue algo que nos ha quedado grabado a todos, que nos dolió mucho por la manera en que se produjo. El Jolaseta es un gran equipo, hizo un partido en el que compitieron a un gran nivel, pero pienso que en ningún momento fuimos inferiores a ellos en ninguno de los dos partidos».

«El deporte es así, supieron competir mejor que nosotros y fue muy duro perder un ascenso de esa manera».

¿En qué ha cambiado el Luis Colorado que debutó en el primer equipo del que se retira a día de hoy?

«He crecido, me han salido canas, me ha crecido la barba. Empecé siendo un niño y he crecido en todo. Creo que el deporte me ha formado como persona y todo lo que soy se lo debo al deporte».

«He aprendido a trabajar en equipo, a cooperar, todo ello me ha servido para ser mejor en mi vida tanto personal como profesional».

¿Qué consejo le darías al próximo capitán del equipo?

«Le diría que sea él mismo, que confíe en los jugadores jóvenes, que les brinde todo su apoyo y estoy seguro de que lo hará muy bien».

«Tiene que apoyarse en Suso, porque pienso que tiene al mejor maestro posible en casa, en el banquillo».

Recientemente se marchaba Atteneri para emprender una nueva aventura profesional en Bélgica, ahora te nos vas tú, ¿Cambio de ciclo en el Taburiente?

«En el masculino desde luego que se va a producir un cambio de ciclo, porque además de mi salida se ha cambiado el staff técnico, aunque la base de jugadores sigue siendo la misma y por esa parte creo que va a reinar la tranquilidad en el equipo».

«La marcha de Atteneri sin duda ha supuesto un golpe duro para el equipo femenino, porque es una jugadora que siempre aporta mucho, tanto dentro como fuera del campo; pero al final continúan Eugenio y David en el staff técnico, lo que dará mucha estabilidad al proyecto».

¿Qué consejo le darías a todos esos jóvenes valores de la cantera que sueñan con poder jugar un día en el primer equipo?

«El único consejo que les puedo dar es que trabajen siempre al 100%, que confíen en sí mismos y que sean conscientes de que con trabajo y con constancia uno siempre obtiene sus frutos».

¿Un mensaje de despedida para tus compañeros y para la afición?

«Los compañeros creo que ya lo saben todo, que pueden contar conmigo para lo que quieran y saben que tengo la máxima confianza en el equipo para esta temporada, porque tenemos un grupo fantástico, un entrenador con experiencia que nos va a hacer crecer muchísimo como equipo».

«Deben de confiar plenamente en sí mismos, jugar con libertad con la calidad que ellos tienen y estoy seguro que al final celebraremos muchos éxitos».

«A la afición decirle que me tendrán con ellos, que nos veremos a finales de septiembre con las chicas y a principios de octubre con los chicos. Seré uno más de ellos, apoyando a los dos equipos de la mejor manera y nos veremos pronto».

Ir a descargar