La capitana de la UD Taburiente femenina formó parte de la Mesa Redonda Online organizada por 3COM Marketing, en la que se hizo un balance de la temporada tras la decisión de la RFEH y del CSD, de dar por finalizada la temporada 2019 – 2020 de manera anticipada, por el efecto de la crisis sanitaria por el COVID-19

Su valoración como capitana

“La temporada ha sido bastante complicada para nosotras. Empezamos algo irregulares, por la falta de ritmo que sufrimos cada temporada al principio, debido a la falta de competencia durante la pretemporada”.

“Fuimos de menos a más, llegando a diciembre con las pilas puestas para poder hacer historia con el club en la Copa de la Reina, ya que ya la temporada pasada conseguimos la medalla de bronce y esta temporada lo volvimos a conseguir. Fue algo que nos dio una nueva energía para empezar la segunda vuelta de la mejor manera posible”.

“Teniendo rivales como el Polo o el Club de Campo, que junto al Junior pueden ser hoy en día los más fuertes de la Liga, supimos ganar los partidos claves que tuvimos, como por ejemplo al cerrar la primera vuelta con una victoria ante el CDT, que era un rival directo al que teníamos que ganar si o si para clasificarnos”.

“Teníamos mucha ilusión en la temporada, pero se ha cerrado de una manera atípica que nunca antes había pasado, pero pienso que es lo mejor que nos podía haber pasado porque al final el poder jugar la liga, pero poniendo en riesgo nuestra salud, de nada nos hubiese servido, por eso pensamos que es la mejor decisión que se podía haber adoptado”.

Dispuestas a entrenar si las circunstancias lo permiten

“Todas las jugadoras tenemos claro que al menos hasta finales de mayo seguiremos entrenando juntas a través de Zoom, porque desde febrero que se paralizó la temporada hasta agosto que comenzaría la nueva pretemporada, siempre que toda esta situación siga su cauce normal, es mucho tiempo para nosotras y esa inactividad nos puede pasar factura”.

“No nos hemos planteado el poder entrenar sobre el campo a partir de mayo, porque de momento se desconoce cuando podría ser viable esa situación, aunque pienso que la mayoría de las jugadoras que residen en la isla sí que estarían dispuestas al menos a ir un par de días por semana para jugar algún partido de entrenamiento, porque esta situación nos va a costar mucho el regreso a los entrenamientos en agosto”.

Añoranza del hockey

“Todas echamos de menos entrenar y echamos de menos el hockey, todas queremos vernos y si fuera por nosotras habríamos seguido compitiendo. Tenemos más ganas de vernos y jugar juntas que de seguir en casa”.

Ir a descargar