Los entrenadores jefes de las secciones femenina y masculina de la UD Taburiente evalúan el estado anímico de sus respectivos equipos tras la suspensión de la Liga durante las dos próximas jornadas y permanecen a la expectativa de conocer en que medida influirá su situación con las medidas que dará a conocer el Gobierno a partir de mañana tras declarar el Estado de alarma en España, siguiendo los pasos de Italia

Preocupación e incertidumbre son los adjetivos que mejor definen el sentimiento de ambos en la recta final de una temporada que se ve interrumpida y que arroja mucha oscuridad sobre lo que podrá suceder en las próximas, horas, días o semanas viendo la evolución de la pandemia del COVID-19.

Eugenio Paulón: «De momento todo son conjeturas y solo cabe esperar»

«Por un lado tenemos muchísima incertidumbre porque de una hora a otra los números de gente infectada y afectada por el coronavirus aumenta a un ritmo muy alto y las medidas que de momento se han ido adoptando parece que se están quedando cortas y eso motiva que a cada momento se vayan anunciando nuevas medidas que se van a ir añadiendo de aquí en adelante».

«Ayer hicimos el último entrenamiento que nos permitió realizar el Cabildo en la Ciudad Deportiva de Siete Palmas, sabiendo que la situación podía ir empeorando».

«Le hemos transmitido a las chicas que es necesario mantener la calma e intentar seguir todas las recomendaciones que nos va dando el Ministerio de Sanidad y los entes que están por encima».

«Debemos de hacer caso solamente a la información de carácter oficial y tener paciencia».

«Hemos acordado esperar hasta el lunes para ver como evoluciona la situación con las nuevas medidas adoptadas, ya que en estos momentos la RFEH ha decidido suspender las dos próximas jornadas de Liga, pero vivimos en una incertidumbre ya que se desconoce todavía si el número de contagios crecerá mucho más la próxima semana, ya que se anuncia que probablemente esos números van a ser mucho mayores».

«Si la situación empeora desconocemos hasta que punto pueden llegar las medidas por parte de la RFEH que incluso se ha llegado a valorar la posibilidad de suspender la Liga Iberdrola si la gravedad de la situación sigue creciendo».

«De momento todo son conjeturas y solo cabe esperar, atendiendo a los comunicados oficiales y adoptar las medidas necesarias para protegernos, lavándonos las manos, llamar ante cualquier síntoma para que los servicios sanitarios puedan comprobar si uno está o no contagiado».

«En el apartado económico también vivimos una incertidumbre ya que contamos con muchos fichajes y jugadoras profesionales  que a día de hoy reciben un dinero por parte del club y el estar parados sin prácticamente poder entrenar, supone un gasto añadido».

«Todas las categorías inferiores están suspendidas, con los viajes ya reservados y pagados por adelantado, aunque parece ser que las compañías aéreas van a dar la opción de poder cambiar las fechas de esos vuelos para fechas posteriores; pero en cualquier caso es una situación que está afectando mucho».

«El lunes veremos si en función de la evolución de la situación se nos permite o no entrenar en el campo y veremos las opciones que tenemos, o bien encomendando un trabajo individual a cada una de las chicas para intentar mantener mínimamente su forma».

«Viendo las decisiones que se han adoptado en Italia que es un país con muchos más afectados que España a día de hoy, uno no sabe lo que pueda pasar».

Manuel Pérez: «Estamos desilusionados porque la Liga entraba en un tramo muy importante»

«A nosotros los parones nunca nos vienen bien, pero es que en esta ocasión no solo se trata de un parón en el que simplemente no hay Liga, sino que casi no se puede entrenar y hemos tenido que suspender los entrenamientos previstos tanto para hoy como para mañana sábado y no sabemos lo que pueda suceder la semana que viene».

«El panorama está cambiando muy rápido de un momento a otro, tal y como ha sucedido en Italia, lo que nos ha llevado a estar a partir de mañana en estado de alarma y no vamos a poder hacer absolutamente nada ninguno de los equipos de la Liga».

«Estamos desilusionados porque la Liga entraba ya en un tramo muy importante y que se corte de repente para los que nos gusta esto y amamos el deporte nos fastidia bastante, pero lógicamente entendemos que es por el bien común de todos y por intentar neutralizar este virus para que provoque las mínimas bajas posibles».

«Es complicado mantener enchufado al equipo cuando no tienes acceso a las instalaciones para entrenar y lógicamente afecta al estado físico y mental de todos nosotros».

«Tenemos que ser pacientes y estar a la expectativa de lo que se decida la próxima semana, en función de las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno».

«Algunos jugadores quizás tenían la intención de viajar para visitar a sus familiares, pero está claro que eso no va a ser posible, porque se recomienda encarecidamente no viajar y lo mejor es quedarse aquí y no salir demasiado».