El nuevo coordinador de las escuelas de la UD Taburiente compaginará su nuevo cargo con el de técnico asistente del DH Masculina

Apuesta fuerte de la UD Taburiente por potenciar la promoción del hockey entre los más pequeños en las escuelas de Gran Canaria, con el nombramiento de un hombre de la trayectoria profesional, tanto como jugador, como en los banquillos y como formador de Kike Suárez, nuevo responsable de la coordinación de las escuelas de la UD Taburiente.

Suárez será el encargado de reorganizar las distintas escuelas en categoría benjamín y alevín, que se caracterizan por el carácter mixto de los equipos, poniéndose al frente de un proyecto nuevo e ilusionante, que intentará potenciar y hacer crecer el rendimiento de las escuelas formativas dentro del club, posibilitando que sean la principal fuente de la que se nutra la cantera de la UD Taburiente.

Entre sus nuevas funciones será el responsable principal de la captación de los monitores encargados de cada una de las escuelas formativas del club, tanto de carácter público como privadas, donde se imparten las clases de hockey, como actividad extradeportiva por las tardes, contando con el mando en plaza para recomponer totalmente la estructura de las escuelas, con la finalidad de optimizar sus recursos y dar un resultado más acorde al potencial del club del que venía consiguiéndose en la etapa anterior.

Profesionalidad, seriedad y trabajo duro son las recetas que desde hoy mismo implantará el nuevo coordinador de las escuelas de la UD Taburiente.

Kike Suárez: «Las escuelas deben de ser una prioridad para la UD Taburiente»

La importancia de las escuelas de la UD Taburiente

«Las escuelas de la UD Taburiente y sobre todo su escuela principal deben ser una prioridad en el club. Vengo por ello con la intención de darle un vuelco importante a este área, profesionalizándola al máximo de sus posibilidades para lograr un funcionamiento óptimo, trabajando con seriedad, para que la cantera cumpla con su función de formadora de niños e indirectamente aumente la afición por el hockey en Las Palmas».

«El club necesita hacer crecer a corto plazo su cantera y deben ser las escuelas las que les nutran de jugadores y jugadoras».

Un club modesto debe siempre mimar a su cantera

«Tenemos claro que somos un club modesto que en cierta medida depende de las subvenciones públicas y por ello entiendo que debemos tener las espaldas bien guardadas con una mayoría de jugadores y jugadoras de la casa, formados con nuestros valores en la cantera, que nos permitan contar cada año con una columna vertebral estable que permita sustentar a nuestro club».

Cambio radical

«Vengo con la intención de partir de cero, lógicamente manteniendo las cosas buenas que se hayan venido haciendo en el pasado, creando un área de trabajo que nos permita avanzar en el crecimiento de los jugadores que en un futuro puedan pertenecer a la UD Taburiente».

«El futuro de los potenciales jugadores canarios pasa por la labor de base que se haga desde nuestras escuelas y por esa razón es fundamental focalizarnos en lo realmente importante».

Su fórmula de trabajo

«Vengo con la firme intención de trabajar con la misma seriedad que lo he venido haciendo en otras áreas del club, como por ejemplo en mi labor de apoyo en el equipo masculino en División de Honor B y como lo he venido haciendo durante toda mi trayectoria profesional como entrenador».

Su regreso a la isla 

«Un cambio en mi situación personal ha permitido que pudiera regresar a Las Palmas y a la UD Taburiente, que ha sido mi club durante más de 30 años y quiero aprovechar la oportunidad para aportar mi dedicación absoluta a este nuevo proyecto, aportando seriedad a mi trabajo en este área y que al final de la temporada se puedan vislumbrar los resultados en la cantera de la UD Taburiente y que podamos mirar con optimismo hacia el futuro».