El segundo entrenador del DH Masculina del UD Taburiente, formará parte como jugador de la Selección Española de Hockey +50 que participará en el Europeo que se celebrará en Alemania en el mes de agosto

Enrique Suárez habló de la gratificante experiencia que está viviendo en la concentración previa con la Selección Española +50 que participará a partir del 8 de agosto en la Copa de Europa de la categoría que se celebrará en Alemania.

Debut contra la única Selección no europea del torneo

“Debutamos ante EEUU el próximo día 8 de agosto, que ha sido el único combinado nacional no europeo invitado al Europeo +50”.

Un Grupo A complicado

“Estamos encuadrados en el Grupo A, junto a EEUU, Inglaterra, Irlanda e Italia”.

“Sobre el papel Inglaterra es la principal favorita de nuestro grupo, pero en estas edades tan avanzadas puede marcar la diferencia el estado físico con el que llegue cada equipo y que al final una Selección con menos cartel pueda terminar plantándole cara a los favoritos”.

“Todos nuestros rivales físicamente son bastante fuertes lo que nos lleva a pensar que vamos a tener que afrontar partidos de la máxima dificultad”.

El objetivo

«No nos hemos marcado a priori ningún objetivo clasificatorio, sino intentar hacer el mejor torneo posible y ver partido a partido hasta donde podemos llegar, sin renunciar nunca a nada, pero también sabiendo que nunca va a ser fácil”.

Kike Suárez con la Selección +50

Una experiencia única hasta el momento

“En lo personal está siendo una experiencia muy especial para mí, hacía mucho tiempo que no volvía a sentirme jugador. En un principio había renunciado a acudir a la llamada de la Selección por motivos personales, pero al final han logrado convencerme para que me enrolase en esta nueva aventura”.

“Salvando la mala fortuna que me acompañó durante las dos primeras concentraciones en las que me lesioné, lo cierto es que estoy viviendo una experiencia gratificante y me lo estoy pasando muy bien”.

“Espero llegar en óptimas condiciones físicas al torneo o al menos plenamente recuperado de esa lesión de isquiotibales que tuve e intentar aportar mi granito de arena para conseguir el mejor resultado posible”.

“El poder sentirme jugador y el poder ser importante en la Selección Española a mi edad, ya con 55 años, está siendo toda una experiencia que recordaré durante mucho tiempo”.

El arma secreta de la Selección

“Nuestra Selección destaca sobre todo por su calidad humana, es un grupo excelente, muy divertido, muy ilusionado y que aún siendo conscientes de la dificultad máxima a la que nos enfrentamos en este torneo y en esta categoría +50, que es si cabe más complicada que otras, les veo a todos mis compañeros con las máximas ganas de dar lo mejor de sí mismos para intentar llegar lo más alto posible”.